Bulletproof

domingo, agosto 21, 2016

Yo no quiero ser a prueba de balas. Quiero que me atraviesen las palabras, se me claven las miradas, que me arranquen el corazón del pecho y lo dejen, desinflarse sobre unas sábanas.
Quiero estar tan llena de agujeros, que sea más vacío que persona, que ironía, pero siempre creí a Hemingway cuando decía que sólo al estar rotos, la luz entraba en nosotros.
Mata a balazos esta puta oscuridad.
Ilumíname con plomo.
No tengo miedo.
Yo no quiero ser de hielo. De qué me sirve durar eternamente, inmóvil, si yo lo que quiero es derretirme entre tus dedos, crear ríos en tu espalda, sentir el calor de tu cuerpo, que no duela tocarme. 
Que no estoy hecha para los inviernos, soy todo verano, y qué más da si muero entre otoños.
Yo no quiero ser de piedra. No quiero moldearme sólo con golpes. Quiero ser de la más fina arena, que me cuiden unas manos, con miedo de que caiga. Construirme a cada amanecer, derrumbarme es sólo parte del proceso de no elegir las mareas.
Yo no quiero ser de nadie, que no, que quemo, que no sé dónde quiero estar mañana.
No es debilidad, 
es la valentía de no tener miedo a que te hagan pedazos.


Vestido: Sammydress (aquí)
Pendientes: Sammydress (aquí)
Bolso: Sammydress (aquí)

Bloggies! ¿Os cuento algo especial? El look de este post cuesta entero menos de 30$, no, no va en broma, palabra! Me tomé como reto personal hacer un outfit entero por ese dinero, y este es el resultado, lo logré gracias a Sammydress, la verdad es que me estoy haciendo muy adicta a comprar en esta tienda, por precios y por calidad.
Siento que las fotos no sean muy buenas, además se me arrugó un poquito el vestido, pero os aseguro que es fantástico cuando no tienes nada que ponerte un viernes noche.
Un besote

You Might Also Like

0 Comments

Este blog se alimenta de tus comentarios, de tu opinión, críticas y consejos, deja un comentario y dime que piensas!