Epitafio de un regreso

miércoles, febrero 07, 2018

Hoy te encontré en una esquina de la habitación
estabas escondida en un cajón de los que ya nunca abro,
hecha ovillo de grafito viviendo en uno de esos viejos cuadernos.
Te habías instalado en las páginas más gastadas,
las de los picos doblados y palabras tachadas,
de fechas distantes y sentimientos tan lejanos que ya ni siquiera podemos volar hasta ellos.
Estabas olvidada, pero sigues viva,
te mantienes en pie pero te has olvidado de volar.
Cada día me cuesta más recordar tu voz,
no sé qué música escuchas ahora, si te sigues durmiendo con el jazz,
si bailas con el mismo rock’n’roll y cantas con fuego en la garganta.
Me pregunto si escuchas las mismas canciones,
y si no lo haces,
qué recuerdos se pasean por tu mente cuando las escuchas por casualidad,
en la cola de un supermercado,
de madrugada en la radio,
en un anuncio malo,
adrede.
Si te recuerdan a mí, o quizás, no nos recordemos de la misma manera.
Creo que aún quedan rastros de tu perfume por mi piel,
y tu  tinta aún corre por mis venas.
Siento haber dejado de visitarte,
cuando nunca dejé de sentirte.

Querida inspiración, bienvenida a casa de nuevo.
Aunque nunca te hayas ido de mí,
gracias por volver.
Pichi cuadros: Romwe (aquí)

Normalmente suelo escribiros aquí una parte de mi vida, os cuento el outfit y algo más, pero hacía tiempo que no escribía un texto desde tan adentro.
Así que no me quedan más palabras que decir, he vuelto, y estoy inmensamente feliz de haberlo hecho.
Mucho amor,
Marina.

You Might Also Like

0 Comments

Este blog se alimenta de tus comentarios, de tu opinión, críticas y consejos, deja un comentario y dime que piensas!